viernes, 11 de octubre de 2019

Ibiza vuelve a su esencia original

Escuchar el nombre de la isla bonita nos sugiere fiesta, música electrónica, drogas y desfase en general. Por suerte los gatos de Ciudad Gatera hemos ido a vivir la otra Ibiza. La espiritual, zen, llena de vida y bonita de verdad.

En esta búsqueda de la esencia de la isla colonizada por hippies en los 60 hemos encontrado un sin fin de posibilidades que apenas tienen relación con las discotecas. Personajes como Gisela G. o Belinda son los que intentan mantener ese espíritu de trueque, misticismo y autenticidad.

Gisela, de procedencia alemana, aterrizó hace más de 50 años y fue conquistada por la energía de la isla. Sigue diseñando prendas de ropa, complementos, incluso otras obras de arte, desde su casa-showroom en Sant Joan.

Belinda, un belga que también llegó en la época dorada del new age ibicenco, sigue viviendo en Sant Carles. Con una tienda de ropa que nutre de sus compras en oriente (viaja una vez al año) y compite con el mítico mercado de las Dalias, sobrevive en un lugar donde todo se paga más caro.

Juan Pérez, un pitiuso original, ha recorrido todo el mundo con su cámara a cuestas, pero siempre vuelve a su querida Eivissa. Desde su casa de Sant Antoni iba y venía como cronista de viajes para una agencia, ahora ya jubilado sigue viajando y evitando su propio pueblo en los dos meses más solicitados (julio y agosto). Él sigue tirando de intercambio cuando va a la peluquería en la que paga cada corte con una de sus fotos.

La joven Joanna Hruby es una titiritera de Reino Unido que ha creado preciosas historias ligadas a la tradición de la isla (cabras y podencos como protagonistas) porque se ha enamorado perdidamente de ella. Crea sus marionetas, cabezudos, escenarios y escenas en el taller y centro de mujeres artistas de Sant Llorenç del que forma parte.

Jeremie Quidu es de los que ha probado la otra Ibiza, pero ahora la rechaza. En contra de entrar en la rueda de consumismo que se nos propone como única opción ha comenzado su depuración y reconducido sus prácticas. Ahora se dedica a la relajación y meditación con cuencos tibetanos de cristal de cuarzo, los gong y otros muchos instrumentos. También afincado en Sant Antoni ha conseguido crear un refugio para las personas que intentan tener un respiro en esta vida de ritmo frenético.

No hace falta ir lejos, detrás de la tapia de Amnesia existe un refugio. Aquí Ibango tiene una comunidad en sintonía con la naturaleza, ya sea del ser humano o de la tierra. Proponen jam session y sesiones de gong o yoga. Y multitud de comunidades se esconden por los caminos que atraviesan pinares y montañas, como es el caso de Crystal Montain, en la proximidades de Sant Joan.

Otras personas intentan aliviar las almas de forma individual como es el caso de Klara, un chica checa que ha terminado llegando a la isla para ofrecer sus servicios de Reiki. Como en esta tierra siempre se puede llegar a un acuerdo hicimos una sesión de fotos a cambio de una limpieza de aura.

Estos son solo pequeños ejemplos con nombre e identidad, pero cuántos no habrá semi-escondidos en las calas y rincones de la bella Ibiza. Tendrás que aventurarte a caminar sus senderos y asomarte a las playas desde sus acantilados para descubrirlos. 

2 comentarios:

  1. Todavía no puedo creer que no sé por dónde empezar, mi nombre es María Gómez, tengo 36 años, me diagnosticaron herpes genital, perdí toda esperanza en la vida, pero como cualquier otro, todavía busqué una cura incluso en Internet y ahí es donde conocí al Dr. Ogala. No podía creerlo al principio, pero también mi conmoción después de la administración de sus medicamentos a base de hierbas. Estoy tan feliz de decir que ahora estoy curado. Necesito compartir esto. experiencia milagrosa, así que les digo a todos los demás con enfermedades de herpes genital, por favor, para una vida mejor y un mejor medio ambiente, comuníquese con el Dr. ogala por correo electrónico: ogalasolutiontemple@gmail.com, también puede llamar o WhatsApp +2348052394128

    ResponderEliminar